Contexto ambiental

Belleza y riqueza
de la naturaleza indonesia

Formada por 17 000 islas cuyas más importantes son Borneo (Kalimantan), Sumatra, Java y Sulawesi…

Indonesia es el archipiélago más grande del mundo y alberga una fauna y flora de las más ricas del continente asiático.

Alli se encuentra un 10% de las selvas tropicales del planeta, ecosistemas extremadamente ricos en especies animales y vegetales. El país tiene una fauna de las más diversas del mundo. Un 15% de las especies de primates viven allí, incluyendo 7 especies de gibones de las 17 existiendo.

Algunas especies emblemáticas son endémicas de ciertas islas : orangutanes (Borneo y Sumatra), monos narigudos (Borneo), elefantes (Sumatra), gibones de Kloss (Sumatra), gibones de manos negras y siamangs (Sumatra), gibones ágiles de Borneo y gibones de Müller (Borneo), gibones plateados (Java), dragones de Komodo…

La mayoría de los tigres, elefantes, rinocerontes o leopardos han desaparecido, víctimas de la caza y de la caza furtiva. Pero los gibones y orangutanes, especies emblemáticas de esta parte del mundo todavía sobreviven en estos ecosistemas valiosos y regularmente se descubren nuevas especies en las selvas indonesias.

Los paisajes indonesios son variados, se encuentran playas de arena fina en Sumatra, Lombok, las islas Gili o en las islas Célebes, unas selvas tropicales en Borneo o Sumatra, volcanes como el famoso Merapi en actividad en la isla de Java y considerado como el más peligroso del archipiélago y uno de los más peligrosos en el mundo.

La mayoría de los volcanes están situados en el arco de Sonda que hace más de 3 000 km de longitud. Se cuentan 127 volcanes en Indonesia.

Las selvas de Indonesia representan en superficie la tercera zona de selva tropical del mundo después de las de Amazonia y de las de la cuenca del Congo, pero desafortunadamente están amenazadas por la deforestación.

blank

El Gibón

El gibón es un primate de la familia de los hiobatidos. Pertenece a la familia de los grandes primates compuesta por lo gorilas, los bonobos, los orangutanes, los chimpancés y, por supuesto, los gibones.

Como el ser humano y los demás grandes primates, forma parte de los hominodos.

Se encuentra en los bosques tropicales de Asia del sureste: Tailandia, Camboya, Vietnam, China, Laos, Birmania (Myanmar), India, Malasia e Indonesia.

Existen 17 especies de gibones, todas siendo amenazadas por la desaparición de su hábitat.

Algunas son endémicas de Indonesia:

  • Sumatra: Gibón ágil (Hylobates agilis), Gibón con manos blancas (Hylobates LAR), siamang (Symphalangus syndactylus), Gibón de Kloss (Hylobates Klossii)
  • Borneo (Kalimantan): Gibón con barba blanca (Hylobates albibarbis), Gibón de Müller (Hylobates muelleri)
  • Java: Gibón de Moloch (Hylobates Moloch) también llamado Gibón de Java, Gibón de plata o Gibbon Gibón de la ceniza
El gibón es un mono arboreo que se desplaza en los árboles con una agilidad y una rapidez notables.

Come frutas, hojas, flores, a veces insectos, huevos o pájaros.

Mide de 70 cm a un metro de altura y puede vivir hasta los 40 años. No sabe nadar y casi nunca se le ve por el suelo.

Comparte su territorio con otros simios como los orangutanes y los macacos, que viven un poco más abajo en los árboles.

El gibón es monógamo y la hembra da a luz a una unica cria tras 7 meses de gestación (un nacimiento cada 2 o 4 años).

Los jóvenes son destetados hacia los 2 años y se quedan con sus padres hasta los 7 años, antes de ir a la búsqueda de una pareja con la que se quedaran toda su vida. El macho y la hembra comparten la dominancia pero solo la hembra transporta a los pequeños.

Cada pareja vive en un territorio de unas 12 hectáreas que delimita cada mañana con un canto muy particular.

Escucha la canción de los gibones
blank
Este canto es una de las causas de su desaparición:

Permite a los cazadores furtivos localizar animales fácilmente. Son cazados para el comercio ilícito de fauna salvaje o para la medicina tradicional.

Son animales muy territoriales, capaces de matarse los unos a los otros por un territorio. El hombre es el principal depredator de los gibones.

El siamang el más grande de los gibones, se reconoce por sus 2 dedos fusionadosjuntos en cada pie. Se encuentra principalmente en la isla de Sumatra. Tiene una bolsa gutural que se hincha cuando canta.

Las 17 especies de gibones son protegidas por el anexo 1 del Convenio de Washington, redactada el 3 de marzo de 1973 y ratificada por Francia el 31 de diciembre de 1992. Los gibones están en la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), es decir amenazadas de extinción a corto plazo.

Habría 3 000 gibones detenidos ilegalmente por particulares solo en la isla de Borneo. Se estima a 80 000 el número de gibones salvajes en toda Asia del sudeste (UICN datos). El gibón de Hainan (Nomascus hainanus) de China es el más amenazado. En 2015, solo quedaban 28 deestos animales en su estado natural. Quedarían unos 1 500 gibones de Kloss en las islas Mentawai, ubicadas  a la altura de Sumatra.

Problemática de la
deforestación

Indonesia es uno de los paises donde la deforestación es la más importante en el mundo.

En 50 años, ha perdido un 50% de sus selvas que cubrían 75% de su territorio. Las islas de Sulawesi, Java, Sumatra y Borneo son las más afectadas, las dos últimas habiendo perdido entre 60 y 70% de sus selvas por culpa de las palmeras aceitera.

Cortes ilegales de madera tropical, crecimiento rápido del número de plantciones de palmeras aceiteras, desbroce para aumentar las superficies cultivables e instalar las poblaciones migrantes, tremendos incendios de selva, esas son las razones para las cuales las selvas tropicales indonesias desaparecen a un ritmo preocupante : el equivalente de 3 campos de fútbol de selva desaparecen cada minuto en Indonesia.

Con 47 millones de toneladas de aceite de palma y 4,6 millones de toneladas de aceite de palmiste (almendra de palma), producidas en 2019, Indonesia se ha convertido en el primero productor de aceite de palma, ante Malasia. Un cultivo industrial que genera una contaminación atmosférica durante la conversión de las selvas y luego de los arroyos, con el vertido de fertilizantes y plaguicidas…

Cada compañía que obtenga una concessión de parte del gobierno provincial puede destruir la selva como quiera. Esas concesiones pueden ser tierras ancestrales perteneciendo a pueblos de la selva como los Orang-Rimba de Sumatra o los Penan de Borneo, tierras que son robadas a esos pueblos.

blank
blank

La plaga del aceite de palma …

Con una superficie que puede llegar hasta 25 000 hectáreas por explotación, y unos consorcios subiendo hasta centenares de miles de hectáreas de monocultura, cuando el foco es una región forestal, es un catástrofe medioambiental. Las industrias del aceite de palma fomentan los pequeños propietarios terrenales, a menudo pueblerinos, a plantar palmeras en sus parcelas, lo que origina fuegos más y más numerosos durante las estaciones secas. Esas superficies son pocas veces tomadas en cuenta en las cifras oficiales. La situación administrativa es tal que algunas explotaciones de palmeras aceiteras son presentes dentro de los parques nacionales. La tala ilegal de madera ha sido reconocida en 37 de los 41 parques nacionales según los informes de las autoridades indonesias.

Los humos tóxicos que recubren regularmente Borneo y Sumatra, fastidian más y más la población local. Pero el país está dirigido de manera estricta y las contestaciones no hacen parte de los costumbres de los indonesios.

Ciertos años, las cifras de la deforestación bajan, lo que pasa por una señal positiva. En realidad, esas bajas son una consecuencia de un tiempo lluvioso que impide quemar las parcelas, lo que ocurrirá a la próxima estación seca…

La producción de aceite de palma ha triplicado en 20 años, y su uso por los carburantes acelera este progreso. Sin embargo un rayo de esperanza proviene de los paises occidentales, como Francia, donde el público está más y más en contra de comprar productos conteniendo aceite de palma.

La palmera aceitera

(Elaeis Guinensis)

Originaria de Africa del Oeste, fue importada en Malasia como planta de adorno, y empezó a ser cultivada por su aceite en 1917. En los años 60, su cultivo se aceleró y se expandió hasta Indonesia. Sus frutas y sus semillas ricas en aceite son destinadas a la alimentación industrial, la cosmética y los agrocombustibles.

Mide de 15 a 25 metros de altura, con hojas de 5 a 7 metros de longitud. La fruta contiene un hueso oval que contiene una almendra , llamada palmiste, rico en lípidos que da el aceite de palmiste. La pulpa de color naranja, contiene casi 50% de lípidos que constituyen el aceite de palma. Las nueces de palma (frutas) están agrupadas en racimos que llevan hasta 1 500 frutas.

La palmera es productiva en 3 años y puede ser explotada 20 años. Los racimos son recaudados a mano en continuo, 2 o 3 veces al mes, lo que representa 10 a 30 toneladas de racimos por hectárea y por año.

Este monocultivo gigante destruye la biodiversidad de las selvas tropicales.

Numerosos fuegos ilegales (hasta 80% de los fuegos) voluntariamente descontrolados destruyen en un año centenares de miles de hectáreas de selva. Las tierras quemadas entonces están agrupadas a las selvas de conversión y dadas por el estado a sociedades de plantación, generalmente asiáticas. Algunos años, la situación es tal que los aeropuertos de Borneo, Sumatra o de los paises vecinos (Singapur, Malasia, Viet nam etc) deben cerrar por culpa de los humos que hecen cualquier vuelo imposible.

Una película que dice más que un largo discurso: GREEN de Patrick Rouxel.

blank

Otros nombres del aceite de palma

  • Vegetable oil
  • Elaeis guinensis
  • Palm oil kernal
  • Palm fruit oil
  • Cada nombre con «palm»
  • Y muchos otros…

Lista de los diferentes nombres de aceite de palma

El tráfico de la fauna salvaje

La desaparición de los hábitats naturales compromete la supervivencia de la fauna salvaje. Agrava el tráfico de los animales salvajes porque el acceso a la selva y a sus recursos está facilitado.

Al nivel mundial, este tráfico se situa en tercera posición después de los tráficos de drogas y armas. Al contacto de los hombres, los animales salvajes pueden desarollar enfermedades que diezman sus poblaciones.

En Indonesia, algunas especies son capturadas para ser comidas como los murciélagos (zorros voladores) o los monos narigudos, a pesar de estar en peligro de extinción, endémicos de Borneo. Y pese a que tengan el estatuto de especies protegidas, son cazadas para ser vendidas en los mercados locales.

Otras especies como los pangolines o los osos son destinadas, muertas o vivas, al mercado chino para la gastronomía o la farmacopea (y sus creencias). Sus habitos alimentarios varian : en algunos sitios se comen perros, en otras partes como en el archipiélago de Mentawaï, los hombres flores comen gibones de Kloss.

Los bebés gibones son capturados para ser vendidos como juguetes vivos.

Muy frágiles, sus expectativas de vida son en general muy cortas. El estrés del cautiverio en malas condiciones les condena rápidamente. Si sobreviven hasta la edad adulta, se vuelven descontrolados y a menudo acaban matados por su propietario.

Pocos animales escapan a esos tráficos : osos, gatos leopardos, langures, macacos, tortugas, nutrias y por supuesto orangutanes, se encuentran separados de su selva, encerrados para siempre ilegalmente por particulares, restaurantes, complejos para turistas, donde no tienen cabida.

Por desgracia, incluso cuando los funcionarios del Departamento de las Selvas hacen su trabajo, el rol de confiscar a los animales, queda difícil encontrarles un sitio. Los centros oficiales de detención son mortuorios donde su destino no será más envidiable.

Las creencias y los hábitos están enraizados desde hace generaciones y cambiar las mentalidades es difícil. En el caso de posesión ilegal de un animal salvaje, las sanciones casi nunca son aplicadas, corrupción e inacción son las normas.

Algunas especies como los macacos tienen un paradero aún menos envidiable porque ninguna ley les protege y se consideran como plagas. A menudo son capturados y amaestrados con violencia para convertirles en macacos bailarines « Topeng Monyet », un costumbre prohibido en algunas regiones como Jakarta y sus alrededores.